El matador de toros Rafael Rubio “Rafaelillo” y el ganadero Antonio Miura, fueron los invitados de lujo en una nueva edición de los tradicionales Martes Taurinos organizados el Real Club Taurino de Murcia, que tuvo lugar en la noche de ayer. La charla, para le que se registró un lleno absoluto en los salones del club y que fue dirigida por el crítico taurino José Francisco Bayona, juntaba una vez más, aunque en esta ocasión fuera de los ruedos, a la ganadería de Miura en la conmemoración de sus 175 años de historia, con uno de los toreros en activo cuya carrera profesional se encuentra más ligada a esta casa ganadera, como es el caso del murciano, que a día de hoy suma 55 corridas con el hierro de Zahariche.

Rafaelillo comenzó haciendo un balance de lo que ha sido su temporada 2017 cuyo inicio, con su ausencia en Fallas y Sevilla, suponían un duro revés para el murciano. “Son dos ausencias que marcan, pero al final saqué como lectura que las cosas cuando no dependen de uno deben afectarte lo menos posible, aunque te afecten”, afirmó al diestro, añadiendo que: “Hasta el triunfo en Pamplona han sido meses muy difíciles, a lo que se añadió la muerte de Iván Fandiño. Ha sido un periodo muy duro tanto en lo profesional como en lo personal.” El triunfo en Pamplona con la corrida de Miura supuso un punto de inflexión en el devenir de la temporada del murciano; “Me liberé como torero y como persona. Me vacié y saqué de mi interior todas esas cosas negativas que me estaban haciendo daño”, aseguró el diestro. Otra de las tardes destacadas de la temporada por lo completa que resultó y por la cercanía geográfica al acto, fue el mano a mano con Antonio Puerta en la plaza de toros de Cehegín, nuevamente con toros de Miura. “Era la primera corrida de Miura de mi carrera que mataba en la Región de Murcia y la primera del año ante mis paisanos y tenía que reivindicarme y demostrar que los números que he conseguido me los he ganado en las principales plazas de España y Francia.

Independientemente de las tres orejas que corté, fue una tarde muy completa en cuanto a registros de mi tauromaquia y salí muy satisfecho y muy feliz”, aseguró un Rafaelillo que anda ilusionado con la idea de la encerrona con seis toros de Miura: “Para el año próximo me gustaría hacerlo. Las cosas tienen que salir de uno y este año me apetece. En ese tipo de corridas hay que salir dispuesto a absolutamente a todo y en este momento me veo capacitado y con ilusión”, señaló, añadiendo como posible escenario: “Tiene que ser una plaza que me motive mucho, que sea especial y a la que vaya feliz”. Durante el acto, Rafaelillo hizo un repaso de su trayectoria con la ganadería de Miura desde que el 16 de junio de 2007 matara en Alicante su primera corrida con el hierro de Zahariche, llegando a reconocer que hubo una época en la que le costó asimilar las exigencias de los públicos con ese tipo de hierros cuando ya no se es novedad, llegando incluso a soñar muchas noches con Miura. “A día de hoy me siento muy orgulloso de estar tan ligado a esta ganadería que tanto le ha dado a mi carrera y conseguir los números que estoy consiguiendo alcanzar con ella. No soy un torero de números porque el arte no son números, son sensaciones, pero deseo que se me recuerde como un torero importante por lo que he hecho con estas ganaderías tan legendarias.”, afirmó el del Barrio del Carmen.

Rafaelillo definió al toro de Miura como: “Es un animal que cuando sale por toriles ya se sabe que es de Miura simplemente por su morfología. Es un toro con el que no puedes ir a la contra y tienes que hacer que vaya cómodo pero dominado, aunque parezca una contradicción. Las alturas, las distancias, los espacios… es un conjunto de muchos matices.” Finalmente, el diestro murciano aseguró que el toro de Miura que peor trago le ha hecho pasar a lo largo de su carrera fue el lidiado en Nimes en el año 2011 en un desafío ganadero entre Miura y Victorino, con el que a punto estuvo de escuchar los tres avisos. Y por el contrario, el que más le ha hecho disfrutar fue “Maquinista” lidiado en Priego de Córdoba ese mismo año al que a punto estuvo de indultar.

El acto sirvió también para homenajear a la ganadería de Miura por sus 175 años de historia. Uno de sus propietarios, Antonio Miura, aseguró que la clave para mantenerse durante tanto tiempo radica en transmitir la afición de generación en generación y en el trabajo. “La ganadería es el día a día, de lo pasado no se vive, de hecho, te pueden permitir tener un año malo o dos, pero como no vuelvas a subir te quedas en casa”, afirmó el ganadero quien aseguró, que al contrario de lo que muchos piensan, la ganadería de Miura ha evolucionado sustancialmente: “Es evidente que hemos evolucionado. En la ganadería se llegaron a tener 1000 vacas de vientre y si echáramos hoy el toro de 1900 no lidiábamos ni uno. Lo que no se puede perder es la personalidad y creo que eso hemos conseguido mantenerlo.”, afirmó, añadiendo que: “Hay parte de los aficionados a los que le gusta el toro complicado de Miura, por eso si sale a la plaza alguno de esos satisfacemos a todo el mundo, aunque para nosotros no es agradable ver a un torero pasar un mal rato delante de un toro nuestro”.

Antonio Miura tuvo palabras de consideración para Rafaelillo: “Es un conocedor de la ganadería nuestra y eso te da la seguridad de que cuando un toro tenga opciones las va a aprovechar y le va a dar la oportunidad de sacarlo si lo lleva dentro”.

Muchas fueron las anécdotas y algunas de las leyendas que giran en torno al mítico hierro sevillano que fueron tema de conversación a lo largo de la noche, entre las que destacó la curiosa forma que tienen en Zahariche de nombrar a las vacas de vientre: “Nosotros a las vacas aprobadas las nombramos sin seguir ningún criterio en función de la reata a la que pertenezcan. Nosotros las nombramos aleatoriamente por la letra inicial que corresponda, por eso si al cabo de varios años sale un toro con un mismo nombre que otro, seguro que no tendrán nada que ver entre ellos”.

Para finalizar el acto y como homenaje a sus 175 años de historia, el Real Club Taurino de Murcia hizo entrega a Antonio Miura de una Mención de Honor para la vacada sevillana

 

FUENTE: Agencia Taurina (Prensa Club Taurino de Murcia)