Enrique Ponce y Morante de la Puebla estuvieron muy cerca del triunfo en la corrida de la reinauguración de la plaza de toros de Málaga. Ambos se tuvieron que conformar con dar la vuelta al ruedo, el valenciano después de una faena de gran entrega al cuarto y Morante después de la obra más rematada y artística de la tarde en el quinto que el presidente se negó a premiar con una oreja. También Conde dejó detalles de paladar en una tarde que mereció un mejor balance.

Se lidiaron toros de Juan Pedro Domecq, bien presentados y de juego desigual.

Enrique Ponce, ovación y vuelta al ruedo.
Javier Conde, silencio y ovación.
Morante de la Puebla, silencio y vuelta tras petición

 

 

FUENTE Y FOTO: Toromedia Comunicación