El diestro Sebastian Castella ha decidido poner punto y final a su trayectoria en los ruedos. Así lo anuncio en el día de ayer en sus redes sociales mediante un comunicado. Castellá tomo la alternativa el 12 de agosto del año 2000 en la plaza de toros de Beziers con Enrique Ponce de padrino y José Tomas de testigo