El Ayuntamiento y la Federación de Peñas Taurinas de Salamanca han celebrado este sábado el tradicional homenaje al matador de toros Julio Robles coincidiendo con el vigésimo aniversario de su fallecimiento.

En esta ocasión, con motivo de la pandemia del coronavirus, el acto, que ha tenido lugar junto a la estatua que recuerda al diestro a las puertas de la Plaza de Toros de La Glorieta, se ha desarrollado sin presencia de público para evitar una concentración numerosa de personas y dar cumplimiento a las últimas medidas sanitarias.

El alcalde, Carlos García Carbayo, acompañado por el presidente de la Federación de Peñas Taurinas de Salamanca, Luciano Sánchez, miembros de la familia de Julio Robles y el capellán de la Plaza de Toros, Constantino Cascón, han depositado junto a la escultura del matador un ramo de flores en memoria del maestro: leyenda y una de las principales figuras del toreo.

García Carbayo, -con motivo de este homenaje-, expresa de nuevo su más firme apoyo al sector taurino, en estos momentos de incertidumbre provocados por la crisis sanitaria, y vuelve a reclamar al Gobierno de España ayudas para garantizar su viabilidad.

En este contexto, el regidor salmantino muestra su compromiso con el mundo del toro bravo, una de las manifestaciones culturales propias de nuestra provincia además de ser una fuente de riqueza y de creación de empleo en nuestro entorno natural.

De este modo, el alcalde ha recuerda que Salamanca ha sido y es tierra de toros y de toreros y que algunas de las mejores ganaderías de toros de lidia de España están en la dehesa charra. Por este motivo, el primer edil se compromete a colaborar en la difusión de la cultura taurina y favorecer la pervivencia del sector junto con todos los que trabajan para apoyar la fiesta de los toros y fomentarla

FUENTE Y FOTO: Prensa Exmo Ayuntamiento de Salamanca