El rejoneador Diego Ventura ha donado para su museo a la Hermandad de la Macarena el traje corto que vistió la tarde del 5 de agosto de 2012 en la Feria Taurina de las Colombinas de Huelva para torear en solitario seis astados de distintas ganaderías. La donación del vestido responde a la devoción que Ventura profesa al Señor de la Sentencia, en una de cuyas túnicas se inspiró para la confección de la pieza. El diseño y bordado de este traje, concebido exclusivamente para esa importante cita onubense, está inspirado en la famosa túnica del Señor de la Sentencia realizada por Ángela Navarro en 1960 sobre diseños de Joaquín Castilla y que popularmente se conoce como “la de Juanita Reina” al ser un regalo de esta famosa cantante a su hermandad. Confeccionado por el sastre Andrés Cid sobre terciopelo de color burdeos, está bordado en oro como solo lo hicieron antes algunos grandes maestros del rejoneo como Ángel Peralta, Álvaro Domecq y Manuel Vidrié.

De este modo, el traje forma parte ya del Museo de la Macarena, el tercero en número de visitas anuales de la ciudad de Sevilla, y un espacio expositivo único donde conocer la historia y el extenso patrimonio artístico y devocional de esta corporación. Entre dicho patrimonio se encuentra una magnífica colección de piezas donadas por toreros a la corporación como ofrendas devocionales a sus titulares, que evidencia la indudable vinculación de esta institución con la Tauromaquia, teniendo como referente de esta estrecha relación a José Gómez Ortega Joselito El Gallo, hermano, Oficial de Junta de Gobierno, benefactor, gran devoto de la Virgen de la Esperanza y Patrimonio Inmaterial Macareno, que en breve tendrá un monumento en la Plaza de la Esperanza Macarena promovido por su hermandad.

El hermano mayor, José Antonio Fernández Cabrero, agradeció a Ventura la donación “del primer traje de torear de un rejoneador a nuestra hermandad” y destacó la profunda devoción de Ventura al Señor de la Sentencia, que “quisiste plasmar, primero, haciéndote este traje inspirado en la túnica de Juanita Reina y, ahora, donándolo al museo de nuestra institución”. Fernández Cabrero remarcó que la donación viene a abundar “en la estrecha vinculación desde hace décadas de la Macarena con el mundo del toro, relación que nuestra hermandad quiere mantener más viva que nunca”.  “Diego, tú no lo sabrás, pero no has venido a donar, sino que has sido traído a donar este traje. Viniste de la mano de José -Joselito El Gallo- para conocer qué estaba haciendo esta hermandad para celebrar su centenario y erigirle un monumento; también viniste de la mano del Señor de la Sentencia, de quien eres devoto y que provocó que diseñaras este traje que hoy donas. Y viniste de la mano de la Virgen de la Esperanza, esa que la gente del toro conocéis como la Madre de los Toreros. Gracias por dejarte traer, Diego”, concluyó el Hermano Mayor.

Por su parte, Diego Ventura ha explicó que se inspiró para encargar este traje al ver una Semana Santa al Señor de la Sentencia. “Me quedé con la boca abierta, no se puede tener más personalidad y ver una cosa más bella que esta túnica. Tuve la idea de hacerme un traje parecido para un evento especial para mí y automáticamente llamé a mi sastre, le mandé fotos para que hiciera algo parecido a esta obra tan bella. Y me lo puse solo esa tarde y el destino hizo que viniera muchas veces a esta Basílica, a rezar al Señor y a la Virgen, y luego pude conocer la labor de la hermandad y su proyecto para levantar un monumento a Joselito y ahora lo traigo aquí para aportar este granito de arena”. Para concluir, Ventura confesó que “en mi casa este traje no estaría tan feliz como aquí. Para mí es un orgullo que se exponga en el Museo de la Macarena”. Y es que la hermandad ha tenido el hermoso gesto de ubicar el traje donado por Diego Ventura en la misma vitrina donde guarda la túnica del Señor de la Sentencia que tanto impresionó al rejoneador de La Puebla del Río

FUENTE Y FOTO: Prensa Diego Ventura