El Domingo de Resurrección supuso la vuelta de los toros a Sevilla en plenitud de ambiente y expectación. A lo largo de la corrida hubo momentos de calidad a cargo de los tres toreros, sobre todo en el manejo del capote, pero ninguno de ellos pudo conseguir el triunfo. Morante, Ortega y Aguado, la terna más sevillana de la temporada, se fue de vacío.

FICHA:

Se lidiaron cinco toros de Juan Pedro Domecq -tercero sobrero-, y un sobrero -cuarto- de Virgen María, bien presentados y de juego desigual.  

Morante de la Puebla: Ovación y silencio.
Juan Ortega: Ovación y silencio.
Pablo Aguado: Silencio y silencio.

Abraham Neiro y Perico saludaron en banderillas.

Lleno de ‘no hay billetes’

FUENTE Y FOTO: Prensa Plaza Toros de Sevilla