Manuel Escribano saldó su encerrona con seis toros de Miura en Sevilla con una sola oreja, trofeo que no hace justicia a una tarde en la que el torero de Gerena lo dio todo en el ruedo, faltándole únicamente la colaboración del ganado. Solo un toro le permitió construir faena, el quinto, y Escribano lo aprovechó para apuntarse el único triunfo de la tarde. Se pidió incluso la segunda oreja para él, premio que el presidente no concedió.

FICHA:

Se lidiaron toros de Miura, bien presentados y de juego desigual. Destacó el quinto.

Manuel Escribano, ovación, aplausos, silencio, silencio tras aviso, oreja con petición de la segunda y ovación. 

Tres cuartos de entrada en tarde calurosa

FUENTE Y FOTO: Prensa Plaza Toros Sevilla